Júlia Solans, reflexiones ilustradas a medio camino entre lo naíf y lo punk

20/11/2014

Júlia Solans es una risueña ilustradora gráfica y creativa barcelonesa que nos ha llegado al corazón con su trazo mágico y colorido, sus bellas ilustraciones repletas de vivencias y su humor inteligente.

Desde the livingroom hemos mantenido una interesante conversación con esta simpática ilustradora. Hemos charlado con ella acerca de su proceso creativo, sus proyectos, sus preferencias y su original forma de canalizar el ‘odio’.

solans_05

1. ¿Quién es Júlia Solans?

Júlia Solans soy yo, ilustradora gráfica de Barcelona (detodalavida) y de formación diseñadora gráfica. Tengo tantos xx años y me gustan muchas cosas, pero detesto muchísimas más.

Me gusta ser consciente de las cosas que me gustan para poder contrastarlas fácilmente con las que no. Tener claros los ítems de estas dos listas me ha ayudado a tener una relación de amistad bastante buena conmigo misma en general, y con el universo en particular.

solans_09

2. ¿Cuándo te diste cuenta que querías dedicarte a la ilustración?

Me di cuenta bastante tarde. Acababa de volver de Lisboa donde fui con una beca Erasmus a continuar mis estudios en ciencias políticas. Lisboa me ayudó a pensar de un modo distinto y, entre pitos y flautas, me vi volviendo a Barcelona con la clara idea de dejar mis estudios. Y así fue como me puse a trabajar en un cine vendiendo entradas como taquillera. Entre sesiones tenía un montón de tiempo libre que aproveché para leer, hincharme a palomitas y, sobre todo, para dibujar. Yo nunca había dibujado hasta ese momento, así que descubrir que podía hacerlo fue bastante revelador. Dibujaba las caras de la gente que pasaba y apuntaba las conversaciones absurdas que tenía. También acumulé un gran odio hacia la humanidad porque trabajar de cara al público es una pesadilla.

solans_08-1

3. Háblanos de tu engranaje artístico y tu rutina diaria.

Desde pequeña he tenido un sentido crítico bastante acuciado. No sé realmente si es porque mis padres son abogados y me inculcaron la semilla de lo que es justo o no (tan cuestionable en estos tiempos que corren) o porque comunicar mi desagrado (con humor y sarcasmo) es lo que me empuja a no languidecer ante la tan magnífica actualidad (la de hoy y de siempre).

Todo aquello que me indigna procuro reflejarlo en mi trabajo más personal donde puedo desahogarme y reírme un rato de mi misma y de todos nosotros.

A la segunda pregunta, mi rutina es un poco caótica pero me siento a gusto así. He intentado aplicar métodos de trabajo tan básicos como, por ejemplo, el de trabajar de día y dormir de noche, pero no logro que triunfe.

solans_04

4. ¿Cómo definirías tu estilo?

Creo que lo definiría como ilustración-naíf-encubierta. Me gusta ocultar el mensaje detrás de imágenes agradables y colores pastelositos hasta que lees el texto que las acompaña. Para mi, la imagen y la palabra son inseparables, no me quedo satisfecha con la ilustración si no la refuerzo con una frase que cierre la idea. Es en el texto donde suelo volcar toda la rabia interior. Y es así como nacen mis dibujos. Casi siempre a partir de un texto. Creo que a veces mi estilo es un poco “brutalista” porque me interesa más el mensaje y el concepto que la parte estética.

solans_10

5. ¿De qué trabajo te sientes más orgullosa?

Me siento orgullosa del proceso que estoy desarrollando día a día. Creo que ahora mismo estoy en un momento de expansión de estilo.

Cada ilustración que hago por mi cuenta o encargos que me llegan suponen un reto, una nueva forma de plantearlos gráficamente. Me ocurre a menudo que cada nuevo trabajo siento que va superando al anterior. Me gusta mucho el nuevo trazo con el que estoy trabajando ahora. Un ejemplo aquí.

solans_03

6. ¿Qué ilustradores recomendarías a nuestros lectores?

Tengo una lista de ilustradores de cabecera que me han acompañado siempre y algunos nuevos que van engrosando la lista. Me gusta muchísimo el trabajo de Cristobal Schmal, me puedo pasar horas mirando una de sus ilustraciones. El ingenio de Jean Jullien me parece maravilloso. Inma Lorente es una ilustradora valenciana que dará mucho que hablar. Tanto el trabajo de Malota como el de Puño me influyeron muchísimo a la hora de quererme dedicar a esto, y fueron un poco responsables de despertarme la curiosidad por la ilustración. Nate Williams también me chifla y Oliver Jeffers. Del trabajo de Linzie Hunter también aprendo un montón.

7. ¿Tienes algún referente artístico que te haya acompañado a lo largo de este tiempo?

En general me gustan las historias, así que mis referentes son más literarios o cinematográficos. De pequeña me pasaba los fines de semana metida en la Fundació Miró, así que este pintor está en mi subconsciente más profundo. Picasso y los cubistas son los siguientes a los que conocí. Me gusta mucho Calders. El constructivismo, el cartelismo de entre guerras (aunque eso no sé si es arte).

8. Has diseñado, desde el cariño, unas simpáticas ‘totebags’ con el mensaje ‘Guiris go home’. ¿Cuál es tu relación con el proyecto ‘Don’t be a tourist’?

Las totebags de “Guiris go home” las diseñé hace mucho tiempo, cuando el turismo de masas en Barcelona empezaba a ser un poco insoportable. Ahora que el tema vuelve a estar en la palestra del debate (hay ocho trasatlánticos aparcados en el muelle) recuperé esta pieza y la compartí en la página de Facebook “Don’t be a tourist” sabiendo la polémica y las ampollas que podría levantar. Quien lleva realmente la página es Quim Fonoll y él es quien la mantiene activa; yo por mi parte subo artículos o comparto imágenes que azucen el debate junto con los otros administradores. Nosotros defendemos que un nuevo modelo de turismo es posible y que éste debe ser de calidad, que lo que ofrezca la ciudad sea algo digno del producto que predica.

Me gusta el efecto que produce esta pieza porque la gente se siente incómoda y necesita hablar de ello.

solans_07

9. Estuviste en la última edición del PechakuchaBcn para hablar, durante 6:40 min de “la parte y el todo”. Nos quedamos con esta frase que vendría a resumir tu charla: ‘Hoy es un buen día para odiar un poco mejor’. ¿Cómo fue esa experiencia?

La experiencia fue estupenda. Aterradora al principio, pero muy gratificante al final. En la charla expliqué cómo un estado anímico – la rabia interior u odio- es parte fundamental de mi proceso creativo, y cómo a través de la ilustración y del sentido del humor encontré un modo de canalizarlo y liberarme de ese peso.

Tenía un poco de temor que los allí presentes me echaran huevos al terminar ya que hablar de “odio” impresiona a muchos. Me sorprendió precisamente que alarmara a tantos y que otros vinieran a decirme, por lo bajito, que ellos también eran unos “haters”. Detestarnos los unos a los otros es algo muy natural, sobre todo en el contexto de las grandes (o saturadas) ciudades, y creo que mantenerse en la postura de lo eternamente y políticamente correcto es un aburrimiento.

También creo que es una pérdida de tiempo y de neuronas dejarse llevar por esta tendencia de exaltar los clichés, el bonitismo, los cupcakes, las frases de autoayuda y los unicornios. Molestar es siempre mucho más divertido, porque cuando la gente se molesta empieza a hablar de las cosas y te pones a pensar y tomas conciencia de lo mucho que nos toman el pelo.
Hay que odiar más, hay que molestarse más y hay que indignarse muchísimo más.

MDF_01

10. Ya están a la venta las primeras Maderfackards. Háblanos de tu chisposo proyecto.

Las Maderfackards es un proyecto con el que estoy muy emocionada. Nació de la idea de poder “monetizar” toda esta rabia y este cabreo que tanto me inspira para trabajar. En la charla del PechaKucha conté la anécdota de estar un día con mi madre cuando andaba yo muy enfadada y ella me dijo “Júlia, el odio es gratuito” y yo me dije “¡cómo qué gratuito! Si me estoy dejando la salud, vamos a sacar pasta de esto”.

Las Maderfackards son tarjetas de felicitación al uso, greeting cards, pero un poco distintas porque si bien podrás felicitar aniversarios y cumpleaños y san valentines, también podrás con ellas satisfacer tu sed de venganza, dejar a tu pareja o recordarle a tu mejor amiga que su marido antes era el tuyo. Cosas así, delicadas, desde el cariño.

11. ¿Dónde podemos adquirir estas peculiares postales?
De momento las podéis encontrar en internet en la página web que he creado para ellas Maderfackards y en la tienda. Pronto habrá puntos de venta por Barcelona y espero que por Madrid.

MDF_02

12. ¿Crees que Barcelona es una ciudad que ‘inspira’?

Como decía más arriba, teniendo en cuenta que ahora llegan a Barcelona 8 trasatlánticos diarios cuyas emisiones de veneno llegan a 400km, o sea, a los Pirineos, Barcelona es una ciudad que asfixia.

A mi me inspiraba mucho antes, pasear por la ciudad me gustaba mucho y me pasaba horas pensando. Pero pensar es una actividad que no genera dinero, así que nos quitaron los bancos y nos pusieron sillas individuales de esas que se dan la espalda.

solans_06

13. Y para terminar, recomienda a nuestros lectores una película, un libro y un lugar dónde perderte.

Uno de los últimos libros que me he leído y que me fliparon fue “Elegía de un americano” de Siri Husvedt, una maravilla. Ahora estoy con un ensayo suyo que se llama “Pensar, vivir, mirar” una serie de artículos que explican las disfuncionalidades del cerebro y cómo eso afecta a cada individuo.

Una película: me gusta Woody Allen. Cuanto mayor me hago más me gusta. Menos la de “Vicky Cristina Barcelona” claro :)

Un lugar donde perderte: un mercadillo de segunda mano de esos donde tienes que ensuciarte las manos para encontrar tesoros.

¡Gracias!

Para saber más de Júlia Solans: www.juliasolans.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un comentario

  1. Asi es esta mujer, siempre dispuesta a hincar el diente, no importa que sea una parte dura, mas fuerte será el desgarro

Dejar un comentario