Nostalgia tele-visual veraniega.

06/07/2012

Hoy en el estudio, hemos recordado cada uno de nuestros perezosos y pegajosos despertares veraniegos durante finales de la década de los 90′. Y hemos comprobado que existen patrones de comportamiento veraniego que se repiten independientemente de edad, sexo o lugar de nacimiento… ya que para todas nosotras la mañana comenzaba de la siguiente manera: bostezo, estiramiento, visita al excusado, desayuno, sofá y tele…

¿Y qué era lo que veíamos en la tele en las mañanas de verano?

Empecemos con las series más madrugadoras y denominadas como “para nenas” (en el buen sentido de la palabra):

Heartbreak High / Los Rompecorazones (Australia – 1994 / 1999 – tve1 / tve2)
Se puede decir, que hasta que no empezaba la emisión de Los Rompecorazones, ninguna de nosotras consideraba que hubiera llegado el verano… Esta serie, casi culebrónica (o culebrónica del todo), contaba las aventuras y desventuras vividas y sufridas por un grupo de adolescentes australianos muy, pero que muy, chachis. Y es que todos molaban, porque todos tenían una personalidad arrolladora… ¡Aishhh! ¿Quién no recuerda la complicada historia de amor entre Drazic y Anita?

California Dreams / Sueños de California (Estados Unidos – 1992 / 1996 – Antena 3)
¿Quién no ha querido formar un grupo de música con sus amigos o aprender a surfear (aún siendo de interior)?… La culpa de todo la tenía esta serie en la que varios jóvenes con talento musical las pasaban canutas lidiando con problemáticas realmente importantes (familias distorsionadas, drogas, racismo…), eso sí, algodonadas con azúcar y mucho sol.

Como segunda sesión televisiva y más cercana al medio día, podíamos disfrutar de series más dirigidas a chicos (¿Será porque madrugaban menos?):

Weird Science / Una Chica Explosiva (Estados Unidos – 1994 / 1997 – tve2)
La serie (cuyo título es de dudosa traducción) trataba de dos amigos y estudiantes inadaptados (¡Vamos, los típicos empollones de instituto!) que fantasean con crear a la mujer perfecta con un ordenador. Así que un día mientras lo intentaban, una tormenta eléctrica hacía su sueño realidad haciendo que Lisa, una chica preciosa con poderes cibernéticos, cobrara vida. A partir de ese momento la serie se dedica a describir experiencias vitales básicas siempre relacionadas con la fuerza de la amistad.


Ver video.

Baywatch / Los Vigilantes de la Playa (Estados Unidos – 1989 / 2001- Antena 3)
Esta serie se centraba en el trabajo del equipo de los vigilantes de las playas californianas y sobre todo en sus relaciones interpersonales (relaciones más activas que el metro en hora punta). Todos recordamos esos cuerpos esculturales enfundados en trajes de baño de color rojo, corriendo a cámara lenta bajo un bello atardecer… y como no, todos recordamos a su gran estrella (ahora venida a menos) de apellido impronunciable, David Hasselhoff.

Un poquito más tarde y ya para pasar tiempo con la yaya mientras hacia la comida, podíamos ver Bonanza (Estados Unidos – 1959 / 1973 – Antena 3), la primera serie de duración de más de una hora filmada en color. En este western atípico se relataban las aventuras de la familia Cartwright cuya lealtad por su tierra y vecinos rayaba en lo enfermizo. Además cada vez que uno de los tres hermanos se enamoraba de una mujer esta moría en circunstancias truculentas… ¡Así que arrimarse a uno de ellos era para pensárselo dos veces!

Y finalmente, (como no mencionarla) para después de comer, el gran producto nacional: Verano Azul (España – 1981 / 1982 – tve1). Esta serie relataba las aventuras de una pandilla de niños y adolescentes que pasaban las vacaciones de verano en una localidad de la costa andaluza, cuidados por el gran y bonachón Chanquete, un marinero retirado que era todo corazón. Seguro que todos derramamos lágrimas de cocodrilo al oír el grito de Chanquete ha muerto.

Seguramente nos hemos dejado en el tintero un puñado más de series que cualquiera consideraría mítica del verano… ¿Y tú, qué mirabas en la tele en las mañanas de verano?